Este era el reto y Colectivo TAV ha demostrado que sabe la fórmula. En Valencia, España, han escogido un espacio singular y emblemático para la ciudad. Un Museo, el Centre del Carmen, con un claustro gótico de planta cuadrada con cuatro arcos apuntados y galerías con bóvedas. Es un escenario idílico, solemne, apartado al máximo de los muros callejeros en los que empezaron.

Las cintas adhesivas de colores como material principal  y toda la maquinaria para poner en marcha el proyecto estaban a punto. Pero han querido, como ya hicieron en sus inicios con el dibujante de cómics Calpurnio en el Museo de la Ilustración de su ciudad, asociarse en esta ocasión, con una artista. En este caso la “joint venture” ha sido con dePalo, una artista multidisciplinar que juega con la pintura y el collage a partes iguales. Paloma Cort se caracteriza por el uso singular del ingenio dentro de situaciones cotidianas.

Pues todo esto: un museo + una artista + colectivo TAV + cintas adhesivas Miarco es igual a la última intervención del este colectivo pionero en España: “En el museo me colé”.

Muñecos de cuatro y cinco metros de altura irrumpen en el silencio del claustro y contemplan las obras de los artistas bajo la atenta mirada de todos aquellos que por primera vez se acercan al tape art. Y es que los museos elevan el tape art a una categoría superior. Para dePalo, los tape artistas “han sido como sus rotuladores humanos”, así lo ha hecho y así los ha utilizado. Se nota en el resultado final la magia de esta unión.

Nos alegra saber que han tenido una gran acogida por parte del público y un importante seguimiento en los medios. Seguid creciendo y seguid investigando Colectivo TAV porque queremos seguir siendo espectadores de todo lo que hacéis.

Y aquí unas imágenes del trabajo y de la intervención final. Sabemos que te va a gustar: