En primavera florecen las flores… y también las alergias, por eso nos hemos refugiado en las numerosas galerías y museos en los que Monika Grzymala ha expuesto. Esta artista de origen polaco ha vivido y estudiado en unas cuantas ciudades de Alemania, entre las que se encuentra la ultra creativa y vibrante Berlín.

Su obra se centra principalmente en las instalaciones tridimensionales hechas con tape como material casi exclusivo, que combina con pintura o incluso hojas secas de árboles. Con él crea relaciones de movimiento entre techos, paredes y suelos, generando espacios saturados de fuerza y expresividad. Grzymala comenzó a experimentar con el tape art durante su período de formación universitario gracias a uno de sus profesores, que le animó a que se interesara por la relación entre los objetos por encima de los objetos en sí, y para dar respuesta a ello encontró en las cintas de PVC adhesivo el medio idóneo.

En lo que llevamos de año la obra de Monika ha estado presente en la Hamburger Kunsthalle y en el Kunstmuseum Villa Zanders, tras aterrizar en estos museos alemanes viajará a templos del arte como el británico Fabrica en Brighton o el Reykjavik Art Museum, donde se espera que su tape art llegue al mismo tiempo que el otoño.

 

Conoce más sobre sus proyectos y su particular estilo en su website: http://www.t-r-a-n-s-i-t.net/