Dinopium es la psicodelia rectilínea del tape art

Qué bonito y qué bello es que en el tape art todos tenemos cabida, todos los estilos. Y si no que se lo pregunten a Dinopium.

Él llegó e esto del tape art en 2015, cuando el arte ya estaba consolidado, pero lejos de amedrentarse, o pensar que estaba todo hecho, escogió su propio estilo, y ha sido fiel a él. A nosotros nos parece original y divertidísimo, por eso le hemos llamado y lo hemos escogido para este post y formar parte de Tape Art Society.

¿Qué os ha parecido lo de “psicodelia rectilínea”? es que es muy así. Y si no, opina por ti mismo e intenta definir tanta línea, tanto color entremezclado y a la vez tan ordenado. Juegos visuales, que de eso se trata, así es Dinopium. “Dino” trabaja como técnico de luces en conciertos y en los ratos muertos empezó a jugar con eso que tenía entre manos, la cinta de color que se usa en las producciones. Así, con este sencillo gesto, empezó todo. Es muy humilde y nos dice que aún no ha definido su estilo… bueno, igual nosotros nos hemos adelantado. Le gusta el neon-tape y tiene un sueño y es crear un escenario con cintas, puede ser maravilloso, ánimo porque lo estamos esperando.

Algo con el que nos hemos sentido muy identificados con Dinopium es cuando nos habla de la conexión que siente cuando trabaja en tape art y que le sirve como meditación para la mente. Hemos comentado en varias ocasiones esta parte “espiritual” del tape art y nos encanta saber que vosotros también lo sentís. Te pones a trabajar, y te evades, te concentras y te olvidas de todo, del ruido, del tiempo, de los problemas… solo hay tape art.

¿Estás preparado para Dinopium? ¿Si?, abre tu mente y disfruta de esta psicodelia rectilínea… un deleite para los ojos y una llave para la evasión.