Entrevistas TAS: Victor Solanas-Díaz

En Tape Art Society buscamos profundizar en los procesos de creación del tape art y en la vida de los artistas, por eso hoy os traemos un entrevista con el zaragozano Víctor Solanas-Díaz. ¡Disfrutadla!

Uno de tus últimos trabajos fue la intervención para #TransSocialExpress, ¿qué sensaciones te transmitió el proyecto? ¿Se correspondió con las expectativas que tenías sobre él?

Lo cierto es que inicialmente me pilló por sorpresa. Me llamó el comisario del proyecto #TransSocialExpress, Sergio Sevilla, y me explicó cuál era su planteamiento. Me pareció sugerente y no lo pensé: le dije que me parecía perfecto participar en la muestra. Se trataba de inaugurar un nuevo espacio en el que había que intervenir un área expositiva delimitada teniendo en cuenta los nuevos sistemas de producción que buscamos algunos artistas: procurando contar con apoyo de marcas o empresas, evitando la subvención pública, minimizando el coste de la producción y procurando partir de una colaboración con otros sectores que no se relacionan directamente con el panorama artístico.
Mi expectativa no era otra que la de presentar una intervención más rigurosa que las anteriores, analizando el espacio arquitectónico con precisión y realizando una obra muy elaborada que generase el efecto que me propuse en el trabajo previo en mi estudio.
Una vez terminada la intervención y grabado el vídeo time lapse del montaje y desmontaje puedo decir que se cumplieron las expectativas plenamente.

Tape art… ¿outdoor o indoor? ¿Te sientes más cómodo en algún espacio en concreto?

El tape art es efímero por naturaleza y esa es su razón de ser; el material condiciona la ejecución y los medios técnicos a emplear. Cuando trabajas outdoor, además del clima es necesario analizar múltiples factores que son determinantes para que la obra pueda ser vista por el público un tiempo mínimo. Polvo y humedad son malos aliados con los pegamentos de las cintas adhesivas; tampoco el hormigón, granito o piedra en sus varias calidades son buena base de trabajo. Por ello es necesario tener un control y conocimiento de los adhesivos existentes y saber cuáles te permiten trabajar en una superficie u otra de la mejor manera. Esto es lo que hace del outdoor una experiencia plástica más exigente y arriesgada mientras que en los muros, techos, suelos y paredes del interior de una sala la situación tiende a ser más homogénea: DM, pladur o yeso son controlables en cualquier caso. Se trata de aplicar la estrategia técnica adecuada y las cosas funcionan. La obra que se realiza indoor tiene un cariz de durabilidad mayor y se asocia con un concepto más museístico o de sala de exposiciones mientras que los trabajos outdoor tienen un efecto más ecléctico, cercano al graffiti y al arte urbano. Yo me siento cómodo en ambos caso, la verdad.

En TAS estamos en campaña permanente para fomentar el tape art ¿Nos ayudas dándonos tres claves para lograrlo?

Complicado. Podría dar tal vez una. Quizá lo más lógico sea difundir nuestro trabajo tal y como lo hacen el resto de colegas en las artes plásticas: no valorando tanto el medio que utilizamos como el resultado que obtenemos. Este sería el planteamiento más razonable si queremos que el “tape art” sea sencillamente “art” y forme parte del panorama artístico como cualquier otra manifestación plástica. Es decir, no considerarlo especial por el hecho de ser adhesivo sino que lo especial sea lo que puede dar de sí artísticamente trabajar con cintas adhesivas.

¿A qué tape artista te gustaría conocer y por qué?

Hace unos años conocí el trabajo de Franklin Evans en N.Y. y me pareció una obra seria y personal a la vez que muy sugerente y de gran sensibilidad. Además, a mi modo de ver, ha evolucionado muy positivamente. Me gustaría poder charlar con él.

La otra artista con quien me encantaría conversar sería Monika Grzymala. Sinceramente me parece que su obra es de lo más rotundo que se ha realizado con material adhesivo hasta la fecha, aunque esto es, también, mi opinión personal.
El por qué es debido a que considero que, trabajando esencialmente con cintas adhesivas, ambos son capaces de trascender la limitación del material y su tratamiento, ampliando las posibilidades hasta niveles que les permiten desvincularse casi absolutamente de la naturaleza de la cinta adhesiva: el grafismo sencillo, la línea y su potencial de crear planos o la policromía basada en la acumulación. Esto me parece algo a tener muy en cuenta.

Nuestro futuro está escrito en cinta adhesiva, ¿y el tuyo? ¿Qué planes tienes?

En lo que respecta a mi trabajo con tape, esta temporada tengo prevista una intervención dentro de una exposición individual presentada con la Universidad de Salamanca en julio. También expondré en Pamplona (Noáin) un proyecto de título “On time and the instrumental factor” que fue seleccionado en la convocatoria Emergencias 2014 y para el cuál preparo varias intervenciones indoor de gran formato y que espero poder mostrar en esta página web una vez estén montadas.