Chapeau Pauline!

Si vives en París y eres artista, ya tienes una gran fuente de inspiración. O al menos eso nos confiesa la tape artista Pauline Fillioux aclarando que “dibujo mi inspiración que es mi entorno (¡París es la ciudad más bella del mundo!), mi vida cotidiana, la gente de mi alrededor y sobre todo me inspiro en la música. Los talentosos artistas (músicos, pintores, actores, etc.) me fascinan e inspiran enormemente.”

Hoy quiere compartir con nosotros seis preciosas obras. En las dos primeras sigue trabajando con la cinta de embalar, que es la que ella utiliza desde sus inicios. Tiene una serie de obras sobre el cuerpo: desnudos, bailarines, etc. y como nos decía anteriormente, en otra obra representa el París de 1925.

Para la siguiente serie trabaja principalmente el retrato. Este trabajo es muy diferente por la opacidad del material del soporte sobre el que trabaja (plexiglás o fórex) pero encontramos la idea del dinamismo a través de la cinta aislante, su nueva aliada que entra en la obra como rayos de sol iluminando y dando color a las caras. Impresiona ver como con un material tan industrial y ordinario se pueden hacer piezas tan delicadas, coloristas y modernas.

Una vez más, nos quitamos el sombrero ante esta bella y prolífica artista, solo podemos decir: Chapeu Pauline!

El tapeart más luminoso

Hay piezas de tapeart que brillan con luz propia, y no nos referimos sólo a que lo hacen por su gran nivel artístico y su calidad: estamos hablando del tapeart retroiluminado, una técnica que consiste en crear obras a través la superposición de distintas capas de cinta adhesiva marrón de embalaje – conocida como “color havana” – para después jugar con los grados de transparencia y opacidad mediante el empleo de materiales transparentes como cristal acrílico, plexiglás o vidrio. A estas superficies se les aplica una fuente de luz procedente, por ejemplo, de farolas o cuadros de bombillas LED.

Sin duda alguna, el pionero de esta técnica es Max Zorn, un artista holandés que saltó a la fama por un vídeo que publicó en YouTube en el que se le veía invadiendo con tape las farolas de las calles de Amsterdam.

Otro de los pesos pesados es el ucraniano Mark Khaisman, que “retroilumina” obras inspiradas en la historia del arte, las películas clásicas y los carteles de propaganda.

El tapeart retroiluminado tiene una fuerte presencia en Francia gracias a nombres como Ange Tape, ZeM o Pauline Fillioux, tres jóvenes artistas galos con trabajos muy interesantes que puedes conocer en www.tapeartsociety.com/ange-tape, www.zemtape.com y www.paulinefillioux.com

Este breve repaso a la técnica del tapeart retroiluminado concluye con uno de los últimos descubrimientos de TAS, Nithin Sadhu, el bangladesí que ha logrado el sueño de muchos tape artistas: vivir de este adhesivo y adictivo arte.