Igor Eskinja, el tape art que surge de la bella sencillez

En el tape art también se da la máxima de menos, es más. Y aquí ha venido el croata Igor Eskinja para demostrarlo. En su sinfín de trabajos impecables con la visual y la perspectiva y atravesando diferentes técnicas y disciplinas, Igor se sumerge en el tape art sin hacer grandes aspavientos, pero produciendo unas ondas únicas. Ahí está ahora mismo, la clave.

A través de un lenguaje, que en ciertas ocasiones nos puede parecer incluso naif, Igor Eskinja transmite con el tape art objetos cotidianos reflejados en si mismos. Con líneas sencillas, que de eso trata el tape art, y con colores básicos y monocromático la mayoría de las veces, nos sorprende con sus cajas, farolas, casas y ventiladores. Te puede provocar un “pues eso lo puedo hacer yo” y seguro que a él le encantaría, igual que a nosotros. Nada ni nadie está entre tú y la cinta de tape art e Igor se ha encargado de explicárnoslo mejor que nadie jugando con ellas en el espacio a través de metáforas bidimensionales. Hoy aplaudimos la simplicidad y la provocación. Hoy aplaudimos que muchos artistas se acerque al tape art para experimentar, que prueben la sutileza de las cintas y obviamente, que se queden atrapados, como nosotros, de una vez para siempre. Señoras y señores, con ustedes Igor Eskinja.