Tape art en el Berlin Art Bang

Estamos seguros de que conoces la iniciativa que tuvieron los chicos de la agencia THE HAUS, reuniendo a 165 artistas, en un viejo Banco de Berlín para decorar las 108 habitaciones. Los que pudieron verlo se armaron primero de paciencia para aguantar varias horas en las larguísimas colas, pero todos nos comentan que mereció la pena. Ya está cerrado y a punto de demoler. Por eso nosotros no queremos que te pierdas las intervenciones de los cuatro tape artistas que han participado. Ellos son Klebebande, Félix Rodewaldt, S. Quintana y Slava Ostap.

Nos gusta empezar el periódico por el final y visitar los edificios a punto de demoler de arriba abajo, así que empezamos por la quinta planta:

Klebebande en la habitación 501 y superándose día a día nos invitan a vivir en una implosión de líneas entrecruzadas al más puro estilo sálvese quien pueda. Toda una experiencia tape para vibrarla.

En esa misma planta, unas habitaciones más adelante, Slava Ostap, un veterano de Tape Art Society, se atrevió en esta ocasión con tape retroiluminado al más puro estilo Max Zorn, usando tan solo la cinta marrón de embalaje. Muy en su línea tape, pero con esta variación en el material.

El pasillo de la tercera planta es para nuestro también conocido, el mejicano Guillermo S. Quintana que ha usado para su impactante creación las cintas de colores flúor que tanto le gustan a los amigos de Colectivo TAV en España.

El ambiente tape más psicodélico lo ha conseguido Felix R. con unos juegos visuales a base de cintas negras y blancas y blancas y negras, todo el rato. Está en la segunda planta y el resultado es una estancia inquietantemente psicotape.

No dejan hacer fotos en el interior pero nosotros te lo enseñamos porque el tape art es un arte para vivirlo y compartirlo.

¡Que lo disfrutes!